lunes, 27 de diciembre de 2010

NAVIDAD


Estos días entre familia, amigos, comidas, regalos y sobre todo entre JESÚS quería escribir esta entrada en el blog.
Lo mismo que digo que la pasada vez iba en nombre de un grupo de personas, esta va a ser en tono personal, puesto que es mi vivencia, aunque claro otras personas la pueden compartir.
Hay dos textos de estos días que realmente me han gustado para comenzar a expresar en estas líneas lo que es Navidad, son por supuesto del Evangelio.
“Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, nos visitará el sol que nace de lo alto, para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombras de muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz” Lc 1, 65-67
“En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. Ella estaba en el principio junto a Dios. Todo se hizo por el y sin ella no se hizo nada. Lo que se hizo en ella era la vida y la vida era la luz de los hombres, y la luz brilla en las tinieblas,  y las tinieblas no la vencieron.” Jn 1, 1-5

He de decir que estas dos lecturas empecé a entenderlas con un acontecimiento humano, familiar, esto se produjo hace 4 años justos en la Nochebuena del 2006 cuando me enteré que iba a ser tía, es algo que quería ser hace tiempo y la verdad que el bueno de mi hermano tuvo que soportar alguna esquirla por mi parte, pero después de algún  tiempo se produjo el milagro del embarazo, con la alegría compartida de toda la familia y esa he de suponer que fue la alegría de María, alegría que compartió en familia cuando fue a visitar a Isabel. Aunque la alegría que trae Jesús sea para toda la humanidad y sea una alegría más plena la que nos ofrece.
Ahora puedo decir que mi sobrina junto con su hermana que vino 20 meses después son los dos grandes regalos de Dios en nuestra familia, cuando están ellas todo es alegría, nos hacen sonreír,  disfrutar a todos y por qué no decirlo sacan la niña que llevo dentro.

Cuando las tengo en brazos o estoy jugando con ellas, en esta época Navideña me hacen acercarme mejor al misterio de Dios hecho HOMBRE, me imagino a Jesús cuando era pequeñito y pasaba tantas horas disfrutando con su familia, una familia rica en amor, supongo que jugaría con los trastos de su padre y  San José supongo que le haría algún juguete y todo, me lo imagino también aprendiendo y sorprendiéndose por las cosas de cada día, me lo imagino preguntando a sus padres esas cuestiones con las que a veces me sorprenden los niños, tanto mis sobrinas como los niños que he tenido en catequesis de primera comunión. Pero a la vez me sorprende y me cuesta entender en algunas ocasiones, como Dios que creó todo cuanto existe, se hizo alguien tan pequeño, alguien a quien puedes tener en brazos.

He de decir que el misterio de la encarnación también me ha ayudado en las Navidades no tan alegres, lo mismo que me enteré de que iba a ser tía hace 4 años, también sufrí la pérdida de mi abuelo un 3 de Enero del 2008, fueron unas Navidades duras, de hospital, de espera para una despedida que aunque no fuera definitiva, me resultó dolorosa, pero a ella uní la esperanza en el Dios hecho HOMBRE que murió y resucitó  por cada uno de nosotros, y ello me dio la esperanza y la fortaleza que necesitaba en aquellos momentos.

Como veis queridos lectores he pasado dos situaciones diversas, pero que forman parte del ciclo del ser humano, eso si las dos me han acercado a Dios, enseñándome y haciendo que me percate la importancia y el poder de Dios en mi vida

Os deseo FELIZ NAVIDAD a todos, sin distinción, que no felices fiestas de invierno, que no es lo mismo aunque nos quieran confundir.

lunes, 20 de diciembre de 2010

DÍAS GRANDES


Escribo esta entrada con muchas ideas rondándome la cabeza y no sabiendo muy bien como ordenarlas  así que en primer lugar disculpas si la entrada no me queda muy coherente, pero a pesar de ello quiero escribirla.
Días grandes está enlazada directamente con la anterior entrada de este blog, la cruz. En la entrada de este blog aunque a veces hable en primera persona, me refiero a un grupo entero de personas los voluntarios,   hay mucha gente detrás de esto, que ha trabajado muchísimo más que la aquí presente, así que hablar de una misma  me parece egocéntrico y egoísta.
Los voluntarios no somos superhumanos, sacados de una raza especial dentro de las personas que conformamos la humanidad y eso es lo que me gusta. La gente que hemos estado y estamos de voluntarios estos días, somos personas corrientes, que estamos en muy diferentes ambientes y que tenemos formaciones y trabajos muy diversos, y de esto precisamente nace la magia.
La gente que hemos ido de voluntaria hemos ido porque nos sabemos amados por Dios y porque Él ha querido que estemos, con Dios todo lo podemos, somos los sarmientos y el es la vid que nos alimenta cada día con su savia, ya lo dijo Jesús, “Sin mi no podéis hacer nada” (Jn 15,5). Él ha hecho mediante nosotros que las cosas estén saliendo tan bien, y que haya habido esta unión entre nosotros.  Hemos ido a trabajar todos a una, ayudando en las diferentes parcelas de los diversos actos, dentro de las habilidades de que poseíamos, ha sido como la parábola de los talentos (Mt 25, 14-30), Dios nos los da y nosotros lo ponemos al servicio de su reino. Tampoco  se han hecho diferencias, aquí se demuestra lo que san Pablo dijo en el evangelio. "No hay distinción entre griego y judío, circunciso o incircunciso, extranjero o ignorante, esclavo o libre, sino que Jesucristo es todo en todos"(Col 3,11). 
Los actos han sido a cual más emocionante, la llegada a la cruz, el contigo, la cruz con las diferentes cofradías, las visitas al hospital y las parroquias y más actos que ha habido, pero no emocionante porque externamente hubiera un verdadero despliegue de recursos humanos y materiales, sino porque hubo realmente vida y oración alrededor de la cruz, tantas líneas escritas por las vivencias de cada uno de nosotros sobre la cruz que portó aquel que es AMOR. “Despreciado, marginado, hombre doliente y enfermizo, como de taparse el rostro por no verle. Despreciable, un Don Nadie. ¡Y con todo eran nuestras dolencias las que él llevaba y nuestros dolores los que soportaba! Nosotros le tuvimos por azotado, herido de Dios y humillado.  Él ha sido herido por nuestras rebeldías, molido por nuestras culpas. Él soportó el castigo que nos trae la paz, y con sus cardenales hemos sido curados. Todos nosotros como ovejas erramos, cada uno marchó por su camino, y Yahvé descargó sobre él la culpa de todos nosotros. Fue oprimido, y él se humilló y no abrió la boca. Como un cordero al degüello era llevado, y como oveja que ante los que la trasquilan está muda, tampoco él abrió la boca Por las fatigas de su alma, verá luz, se saciará.Por su conocimiento justificará mi Siervo a muchos, y las culpas de ellos él soportará” (Isaías 52)

Dudo mucho que haya un amor que supere a este y por ello creo que  ha habido tantos gestos alrededor de la cruz y el icono, palabras de agradecimiento y de emoción, miradas que sin articular palabra lo han dicho todo, sonrisas, llantos, aplausos, ante Aquel que ha dado todo por nosotros, ante Aquel que da sentido aunque la vida sea a veces muy dolorosa, ante Aquel que resucitó y hará que todos nosotros resucitemos en la hora que Él tenga preparada para cada uno de nosotros y esa es nuestra esperanza.
Y eso es lo que merece la pena cualquier paso que se haya hecho estos días, porque si con todo ello se ha conseguido acercar a la gente más a Dios, si con cualquier gesto hemos dado luz a los corazones, si hemos transmitido la alegría esperanza que solo Dios da, si hemos sido rostro de Cristo,  entonces alabado sea el frio, el cansancio, porque el frio y el cansancio es una gota en el universo al lado que aquel milagro que ha brindado Dios en cada una de las personas que hemos estado como voluntarios o como participantes en estos días.

Yo he decir que estoy feliz estos días, que alrededor de la cruz y el icono, he recordado muchas cruces y resurrecciones en mi vida y eso es lo que me ha dado esperanza ante mis sombras actuales. Gracias a todos los que habéis estado presentes estos días.

Un fuerte abrazo para tod@s

jueves, 16 de diciembre de 2010

La cruz

Hoy como sabéis algunos de vosotros, es la llegada de la cruz de los jóvenes por el río Ebro a las 19:30 en el embarcadero.
Quisiera en estas líneas el explicar desde mi punto de vista el porque hacemos este acto y porque es un gozo para nosotros. Y lo hago además porque pienso que se ha malinterpretado el sentido de la cruz en la sociedad, los cristianos no somos una panda de masocas que nos encanta el sufrimiento.
Primero voy a exponer las realidades que percibo en España porque pienso que es lo que tenemos más cerca y puede que interpele más, aunque realmente nos tendría que importar lo que sucede en toda la tierra, para luego poder enlazarlo con el sentido cristiano.

En primer lugar voy a nombrar lo más visible, lo que sale en todos los medios de comunicación, en las conversaciones como algo cotidiano que nos afecta y es la crisis económica, con millones de parados buscando algo con lo que poder vivir dignamente y ojo también muchos de los trabajadores en que condiciones van a trabajar, con escasa seguridad laboral y con unos sueldos que no llega para comer, la precariedad, la explotación, la pobreza existe a nuestro alrededor.
También quisiera nombrar otras realidades tan crudas como la primera, pero estas no se nombran tanto o se le dan tanto peso a pesar de que muchas de ellas son conocidas.
- Los enfermos, tenemos muchos a nuestro alrededor, con dolencias muy duras, que se cronifican, y no solo en el sector de la tercera edad, sino en gente joven y no es tan raro que fallezcan, si es doloroso pero es una realidad.
- Accidentes de tráfico, con miles de familias rotas, ya sea porque ha fallecido el ocupante del vehículo o porque se queda físicamente limitado por no decir en ocasiones muy limitado.
- Vidas mal paradas, por drogas, delincuencia, prostitucion, desarraigo familiar.
- Inmigrantes que han perdido la vida en las pateras por buscar algo que les corresponde simplemente por ser personas, pero que los estados niegan, inmigrantes que sufren la peor parte de la crisis. No tienen voz, porque hay gente que piensa que los únicos que tenemos derecho a opinar somos los españoles y porque hay gente que se aprovecha de su situación.

¿Sabiáis que la primera causa de muerte no natural (accidentes...) son los suicidios? Y que es algo que se puede evitar, hay pocas personas de las que se suicidan que presentan una patología grave y extraña en ocasiones de las que salen en el DSM
¿Qué este año han aumentado un 7% las enfermedades mentales, sobre todo la ansiedad y la depresión? Y no no hablo de esos términos en el sentido coloquial y ligero de estas dos enfermedades, sino en el clínico de las consultas médicas y psicológicas. Los antidepresivos son los fármacos más vendidos.
¿Sabéis que la soledad es por lo que la gente acude más a los psicólogos? ¿La cantidad de gente que sufre por ella? ¿y además es algo para lo que no se les prepara en la carrera? ¿qué establecemos verdaderas barreras de comunicación entre nosotros?

Ahora voy a pasar a la segunda parte de la cuestión, habéis leído todo lo que hay negativo a nuestro alrededor y que nos puede estar pasando a nosotros. Entonces, ¿el dolor no existe, la cruz no existe o no la queremos ver? Para los cristianos en la cruz está el sentido de la vida, los peores momentos los unimos allí, nuestra parte de la vida menos alegre.
Porque ella es la única que no dá sentido a toda nuestra existencia, porque después de la cruz viene la resurrección, en esta vida experimentamos cruces y resurrecciones en pequeñas dosis (yo he experimentado algunas de ellas), pero la mejor parte es la CRUZ Y LA RESURRECCIÓN y a Cristo junto con su madre es a quien queremos mostrar estos días. No como dos símbolos sin sentido o como un acto vistoso, sino como nuestra esperanza gozosa, como nuestro ideal CRISTO. Porque queremos que la gente rece alrededor de ella, una su vida y salga renovado. Porque con Dios todo lo podemos. Y porque queremos que la gente se mueva para cambiar el mundo y ayudar con las cruces de otros.
Os invito a todos a que participéis

domingo, 12 de diciembre de 2010

Oportunidades

Si algo he aprendido últimamente, es que la vida es una gran aventura y esta vez quiero hablar en plano positivo.
Es verdad que la vida en ocasiones te golpea fuerte, que te tira contra el suelo, pero otras veces es simplemente maravillosa.
En la vida hay cosas por las que realemente sonreir, esta tarde he estado en la misa de jóvenes de San Miguel y ha habido una dinámica muy chula que consistía en decir algo bueno que te había pasado este mes, salieron cosas que directamente nombraban a Dios, pero otras aún sin nombrarlo directamente se caía por su peso que estaba allí. Ha sido realmente bello ver como la vida o mejor dicho Dios va dando oportunidades y escribe renglones de amor en cada persona, que no pasa de largo, que se implica en nuestra vida.
Esta semana de adviento es la de la alegría y he de reconocer que se ha explicado bien lo que era, y cual es la razón de nuestra esperanza, en las dos homilías a las que he asistido. La alegría no se encuentra en lo que oferta esta sociedad, las buenas oportunidades, por lo que merece la pena luchar, no sale en los anuncios de televisión, nace de otras fuentes, pero hay que estar dispuesto a acudir a ellas y a escuchar nuestro corazón.
Os deseo que encontréis la verdadera alegría, la esencia de vuestra vida, que no es la compra de un producto precisamente o ser la primera en lo que sea.
Buenas noches

martes, 7 de diciembre de 2010

La confianza

Hoy escribo estas líneas porque me parece que estamos en un tiempo en la cual es necesaria, no me refiero solo al tiempo litúrgico de adviento, sino también por los momentos en los cuales nos encontramos.
Yo he de decir que estos días he podido experimentar en primera persona lo que es la confianza, si he tenido la gran suerte de percibir personalmente lo que es la confianza.
Yo estoy metida en el movimiento de cursillos de cristiandad, gran movimiento dónde los haya, un lugar muy agradable y alegre. Y por una cadena de causas no sometidas al azar, sino que ha sido providencia divina, digamos que tuve que hablar ayer de un tema que no concreto, puesto que el lema de cursillos a parte "de colores" es "ven y lo verás".
La confianza de que Dios me ha puesto allí por algo y al revés que Dios ha confiado en mí, permitiéndome salir al ruedo, sin experiencia como quien dice y no siendo un ejemplo a seguir, soy más bien alguien corriente (con sus defectos y esas cosas), con una vida corriente.
La confianza del equipo de cursillos puesta en mí, por haberme elegido a mi, cosa que en su día me sorprendió. Esa confianza no sólo se ha demostrado cuando el coordinador me dijo "Nieves, tu vas a dar la charla", sino en los constantes gestos de cariño y preocupación de todo el equipo, antes y durante el cursillo. Ellos han sidosigno de la roca que es Cristo y que es el mejor apoyo, los que han contribuido a darme esperanza en que lo puedo hacer, los que me preguntaban ¿Qué tal llevas la charla?, los que rezaron por mi, los que me ayudaron a redactarla y es más uno de ellos me recibió en su casa para orientarme.
Al final la cosa salió bien y todo, eso sí con ayuda de Dios y del equipo.
Y me percato de que allí no estuve al azar, sino que fué por algo y me ayudó a darme cuenta de muchas cosas
Ojalá la confianza que allí pude observar se contagiara en todos los lugares del mundo
DE COLORES