lunes, 30 de mayo de 2011

Los 30

Como bien sabéis muchos de los lectores hoy me han caído los 30, esa edad tan mitificada, pero que en realidad a lo que llega el día, por lo menos para mí no es para tanto, más que nada porque la vida se construye con pequeños pasos, y aunque sí hoy sea oficial que tengo los 30, el cómo es mi vida hoy es resultado de elecciones personales sumadas por lo que el Jefe me ha ido poniendo en el camino, es más, si algo voy aprendiendo con la edad, por suerte o por desgracia en la vida no todo es controlable, aunque somos responsables de nuestras acciones.
La verdad es que hoy tengo una mezcla de alegría y nostalgia, alegría por todas las cosas buenas que he vivido y porque tengo una página nueva a escribir en el libro de la vida, tristeza porque a los 30 me imaginaba que mi vida sería de otra forma, con trabajo, casa y estabilidad,.  y total que ya no tengo las ventajas de una joven pero tampoco las de un adulto, soy como una especie de híbrido que no entra en ninguno de los parámetros, lo cual he de decir que es un tanto confuso y estresante.
Quisiera terminar esta entrada en el blog dando gracias a todas las personas con las que he compartido y comparto camino, porque aunque en algunas ocasiones ya no tenga relación, sin vosotras no hubiera salido igual, como se suele decir en mi movimiento, todos somos huellas de otras personas, y vosotras sois mis huellas.
Gracias de todo corazón por todos esos momentos y gracias especialmente a mi abuela materna y mi abuelo paterno porque aunque ya no estéis aquí en la tierra, me habéis dejado una gran huella, me hubiera gustado que estuviérais aquí.

martes, 10 de mayo de 2011

Entrada dedicada a los sacerdotes o curas

Hoy en el día del santo de los sacerdotes diocesanos, "San Juan de Avila", quería dedicarle una entrada con especial cariño a una serie de personas que considero que realizan un gran "trabajo" (más bien vocación) en esta sociedad y que es tan poco reconocido, porque más que nada la gente se suele pensar que son una panda de pederastas y que sólo trabajan media hora y con vino de buena calidad, lo cual demuestra que nunca ha conocido un cura de cerca, no tiene ni idea de cómo son o de que vida llevan.
Desde esta entrada en este blog os mando un cariñoso abrazo y una especial oración,  porque, he podido ver el rostro de Jesús en vosotros:
- Cuando sonreís aunque estéis pasando por momentos malos
- Por las veces que sabéis escuchar y atender bien  a las personas que se van acercando a vosotros siendo luz y amor en tantos días grises
-  Porque os dejáis la piel y se nota a veces en vuestros rostros de cansancio en construir el reino de Dios
- Porque rezáis por nosotros y celebráis los sacramentos que conforman tantas partes importantes de nuestra vida.
- Porque sois capaces de transmitir esa alegría y esperanza que sólo proviene de Dios
- Y por otra serie de causas que seguro que me dejo en las teclas del ordenador.

A los miembros de la iglesia os invito a rezar por ellos y a tener gestos de cariño porque no dejan de ser personas y necesitan nuestro apoyo, y si claro que tienen defectos, pero como he dicho no dejan de ser personas con todo lo que ello conlleva

viernes, 6 de mayo de 2011

Me niego a pensar

Dedicado a todos aquellos psicólogos que ven más allá de teorías reduccionistas como el conductismo o el cognitivismo, aquellos psicólogos que son capaces de mirar desde otra perspectiva menos simplista y más humana a nuestros semejantes. En estas líneas van algunas experiencias personales.
Me niego a pensar, que detrás de tus lindos ojos negros, no hay nada más que un conjunto de neuronas, que eres simplemente alguien con dificultades de aprendizaje, y que desde el fondo de tu ser, no late algo más profundo y digno, que cien mil obstáculos, que no fuiste formada con amor y que no posees una  belleza tan delicada que una sonrisa de Dios se escapó cuando fuiste creada.
Me niego a pensar que simplemente eres alguien que vienes a buscar metadona, y que solamente tienes problemas de adicción a las drogas, que en lo más profundo de tu existencia no eres un Cristo que pide ser desclavado de la cruz, y sentir en tu carne lacerada mil y una resurrecciones.
Me niego a pensar que simplemente eres una madre soltera, que tuvo un hijo en una situación no planeada, y que detrás de todo ello no hay un corazón que late roto en pedacitos por desamor y que a la vez está vivificado por latidos de amor hacia tu hijo, cuanto dolor y esperanza junta, cuanta cruz y resurrección unida.
Me niego a pensar que eres una persona discapacitada, que estás limitada y no puedes aspirar a grandes cosas, que solamente eres alguien con una dificultad física y que no puedes volar alto, compartiendo conocimientos, abrazos y sonrisas.
Porque detrás de vuestros rostros, de esas miradas compartidas, hay Alguien más que supera todo, que lo abarca todo, y que os ama con amor eterno. Con vuestras dificultades y con vuestras habilidades, con vuestros llantos y vuestras sonrisas, con vuestras oscuridades y vuestras luces. Y ni cien mil teorías, ni cien mil pruebas científicas podrían explicar esa grandeza, porque estás cosas sólo se experimentan con el corazón.

martes, 3 de mayo de 2011

¿para qué sirve Dios?

Esta entrada se la dedico a Chari, después de una conversación telefónica que tuvimos ayer por la noche y en la cual salió esta cuestión.
Más que responderte para qué sirve Dios, lo cual sería un tanto utilitarista responder (aunque yo me lo haya preguntado), me gustaría responder quién es Dios y cómo ha ido actuando a lo largo de mi vida, pregunta que me hice el domingo 1 de mayo día que fué el aniversario de mi primera comunión y confirmación, si Chari celebro esas cosas, aunque parezcan raras desde fuera ;-)
Querría empezar con la definición más exacta de Dios, esperando que también la tengas como conclusión, tranquila no soy teóloga, así que no te voy a soltar un sinfín de líneas con términos más o menos abstractos, sino que va a ser desde una posición vivencial. Comencemos.
Dios es AMOR y supongo que te preguntarás el porque digo esto, pues mira te voy a concretar. Dios es AMOR, porque Él está en todo lo bueno que me rodea, está en mi familia, en mis amigos, en mis compañeros, está en tí Chari y está en mí, en lo más profundo de nuestro ser, somos templos suyos y vive en nosotros. También está en la naturaleza, en el Universo ¿Nunca te has replanteado al ver las estrellas o un paisaje de la naturaleza, la perfección y belleza que hay en ellas, nunca te ha sobrecogido y te has sentido pequeña?. Todo lo bueno y perfecto que hay en la Tierra es obra de Dios, y todo lo bueno que hacemos en con su ayuda, no podemos amar sin el soplo constante de Dios en nuestras vidas.
Dios también está en el sufrimiento y en el dolor, porque en cuanto es amor, y se hizo hombre como nosotros, compartió nuestra vida, y con ello la soledad, el abandono, el dolor físico, y también nuestras alegrías y esperanzas, nuestros anhelos más profundos, aquellas cosas que brotan desde lo más hondo de nosotros y que muchas veces no las sabemos manifestar. Él sabe cómo nos sentimos cuando las cosas no salen bien, cuando se rompen en mil pedazos los proyectos, y nos ayuda, mediante la sonrisa de un amigo, o una llamada inesperada, mediante acontecimientos, créeme que a mi últimamente me ha hablado por medio de personas y acontecimientos y que ha sido bueno conmigo, y que me ha llenado de paz, pero es una paz que no se puede explicar con palabras simples, sino que es una paz que transciende al entendimiento. Y para todo esto por supuesto hay que tener abiertos los ojos del corazón, desde el que brotan los sentimientos y experiencias más profundas. ¿Te has replanteado alguna vez cuáles han sido los mejores momentos de tu vida? ¿En ellos no estaban presentes el amor tanto que has recibido cómo el que has podido dar? ¿Y el amor no es acaso Dios, el amor más puro, aquel que te estremece? Mi querida amiga, estamos en esta tierra para realizar grandes cosas, para orientar la vida hacia Alguien más grande que todo lo que podemos ver o comprender, ese Alguien tiene proyectos y sueños concretos, que quiere que realicemos nosotros, cada uno desde nuestras posibilidades, y por eso nos creo también diferente a cada uno, con nuestras destrezas y torpezas. Hay veces que es difícil verlo claro que sí, hay situaciones que son duras, un paro prolongado, unos amigos que fallan o incluso nosotros también fallamos, pero de aquí parte la verdadera esperanza que es Cristo Jesús, una esperanza que hace que aún en medio del dolor más profundo sigamos caminando, porque Él a pesar de los pesares está siempre con nosotros y nos ama, y créeme que yo lo he podido experimentar esta última época, aún en medio de todos los problemas que tengo y que tú conoces, y aunque a veces me queje porque existen esos días grises, sé que más allá de todo esto, hay Alguien que puede con todo, y que se va manifestando en las pequeñas cosas del día a día.
Un abrazo "mi cotorra"