jueves, 24 de noviembre de 2011

¿El alma está en el cerebro?

Esta es una reflexión que hago después de haberme dedicado alguna hora que otra a leer el libro de Eduardo Punset titulado "El alma está en el cerebro".
El título del libro ya aclara lo que se va a encontrar en sus líneas, el enfoque del ser humano que se va a dar, que es el reduccionista biológico, es decir que el ser humano simplemente somos un amasijo de neuronas más o menos bien conectadas, y una serie de componentes biológicos más o menos complejos y fuera de eso no hay nada más.
Partiendo de esa premisa voy a lanzar una serie de cuestiones.
Si sólo somos neuronas interconectadas, está claro que no hay una parte espiritual, lo cual contradice bastante a las experiencias más importantes que vamos teniendo los seres humanos, porque si realmente solo somos eso ¿Para qué preguntarse el sentido de la vida? ¿ Por qué el amor suele ser la experiencia más importante en el ser humano? ¿Por qué necesitamos el sentido de la trascendencia? Si fuéramos como un animal más, esas preguntas digo yo que no nos las haríamos y tampoco sufriríamos crisis vitales, ni existirían problemas emocionales.
Siguiente cuestión, un ser humano que tiene discapacidad según este supuesto tiene menos alma que el resto, porque si el alma humana= cerebro, un cerebro dañado es un alma con menor superficie y además con el paso de los años se va perdiendo alma, porque las neuronas ya no tienen el mismo rendimiento. Ni os quiero contar que le parecerá a una persona bajo esa perspectiva alguien que parece una enfermedad neurodegenerativa, teniendo en cuenta como se le queda el cerebro.
Si el alma= cerebro ¿Qué explicación tiene la magia de las cosas inesperadas de la vida? ¿Por qué hay tantas cosas que ni tan siquiera tienen una explicación basadas única y exclusivamente en la biología? Vease la gente que da la vida por los demás, que lucha cada día por construir un mundo mejor, las creaciones humanas, los gustos personales etc.
Curiosamente las mejores cosas no se pueden reducir a  un solo ámbito. Si reducimos al ser humano a pura biología estamos reduciéndolo al sin sentido y eso está teniendo hoy en día consecuencias muy negativas

1 comentario:

  1. Gran reflexion.
    ¿Es el ser humano pura materia? o ¿Hay algo mas?
    Necios, materialistas e incredulos. La actitud de muchas personas ante la creencia de que somos mucho mas que una suma de pura fisica, quimica y complejas funcionalidades, es una actitud fría,vacia.
    Cierto que el cuerpo humano es algo asombrosamente complejo, un monton de funciones actuando en perfecta armonia, y debemos aprender cada dia mas de él y con él, pero las personas, estamos llenas de algo que no podremos ponernos a estudiar en el laboratorio, porque es libre, y siempre lo será, como dices Nieves el alma..
    El alma no es igual a cerebro, sino hay cerebro, sin duda habrá alma, y si no hay alma, el cerebro no vale mas que para dar problemas, o para mal utilizarlo, como vienen haciéndolo.
    Hay que trabajar el cerebro, hay que saber cada dia mas,enriquecerse,si, pero hay que trabajar el alma,que crece sin medida, para asi tambien saber y aprender mucho mas de uno mismo y de los demas.
    Vaya libro Nieves...
    :-)

    ResponderEliminar