miércoles, 2 de noviembre de 2011

Santos

No salen en las portadas de los periódicos, ni de las revistas, no pertenecen a los cánones de perfección que se nos proponen, no ganan una fortuna, pero ...
Transmiten amor, alegría color y amor por dónde van. Se llevan en nuestros corazones, nuestro aire es más respirable gracias a ellos.
No distinguen entre raza, color, lenguaje, cultura o clase social. Pueden formar una familia, tener una vocación laica o religiosa.
Nacen en cualquier momento, en cualquier parte del mundo y sencillamente son maravillosos, porque gracias a ellos el reino de Dios es posible, hacen que el Amor se extienda con todas las buenas consecuencias que ello conlleva. Son como ayer bien definió una persona "los amigos fuertes de Dios"
Seguro que conocéis algun@ en persona, aunque no haya sido llevado a los altares, son nuestros SANTOS, y tú ¿Te atreves a ser uno de ell@s?

No hay comentarios:

Publicar un comentario